CRECIMIENTO PERSONAL,  EQUILIBRIO INTEGRAL,  VIDA SOSTENIBLE

ACTITUD MINDFULNESS: MODO HACER Y MODO SER

Mindfulness es una palabra muy de moda en los últimos tiempos, pero lo que la hace tan útil e importante es lo que se esconde detrás de ellas: la actitud que despierta hacia la vida y la realidad.

La actitud Mindfulness es una forma de vivir la vida, una cualidad que tenemos todos dentro de nosotros y que en cualquier momento podemos reconocer y despertar. Todos somos discípulos y maestros al mismo tiempo de lo que es tener una visión de la vida atenta y consciente, ya que cada uno tiene su manera de aplicar esta actitud a su vida diaria y cotidiana, a su forma de ser y de sentir, a su realidad de cada día. No hay una manera correcta o equivocada de practicar Mindfulness, no hay capaces o incapaces, no hay mejores ni peores, solo hay acompañantes que soplan el aire que abre las ventanas hacia un mundo distinto, que puede ser incluso el mismo de siempre, pero que brilla con colores más brillantes. Una de la características de la actitud Mindfulness es precisamente la de mantener la “mente del principiante”, que nos permite siempre acercarnos a las cosas de forma abierta y curiosa, sin pre-juicios ni los límites que la visión del experto a veces conlleva.

Ser consciente no significa que de repente todas las cosas irán exactamente como la estamos soñando, no significa tampoco que nunca más tendremos momentos de malhumor, frustración, tristeza o rabia. Incluso podremos seguir sintiéndonos a veces confundidos hacia la dirección que debe o no tomar nuestra vida.

¿Qué es lo que cambia entonces? Nuestra manera de afrontar todo esto.

Cambia que en lugar de dejarnos llevar por estos sentimientos, o luchar contra ellos para que cambien o desaparezcan, los aceptamos como parte de la vida, del camino, de nuestro ser, y por lo tanto los consideramos sagrados y perfectos. Tendremos la oportunidad de verlos con más neutralidad y espacio, con más calma y objetividad, y esto nos permitirá de poder actuar de la manera más adecuada, y no reaccionar de forma pasiva. Podremos reconocer las lecciones y los aprendizajes que se esconden detrás de ellos, y actuar de consecuencias.

Descubriremos que todas las respuestas a nuestras preguntas están dentro de nosotros y que nunca las podremos encontrar hasta que miramos y buscamos afuera.

Ser conscientes de lo que nos está pasando, tanto adentro cuanto afuera, nos permite tener siempre el control sobre nuestra vida. Un control que no es rígido y obsesivo, sino flexible y adaptable a la situación.

Mindfulness es una etiqueta detrás de la cual están muchos significados, muchos cambios, pequeños y fundamentales a la vez: los pequeños cambios que cambian la vida, los pequeños cambios que hacen de cada momento un momento realmente vivido.

Vivir con actitud Mindfulness significa despertar a la vida, significa pasar del modo “Hacer”, en el que hay que encontrar soluciones, motivos y explicaciones racionales a todo, al modo “Ser”, en el que los sentidos nos guían, la confianza nos acompaña y vivimos plenamente todo lo que la vida nos ofrece. Ya que nada es bueno y malo en absoluto, tampoco lo que se denomina modo “Hacer” lo es: hay momentos en el que es fundamental e increíblemente poderoso. Se transforma en limitante cuando lo aplicamos siempre y en cualquier ámbito de nuestra vida, de forma automática e inconsciente.

Activar el modo “Ser” y mantenerlo a lo largo del día despierta y aumenta el nivel de felicidad más profunda y estable: el de la consciencia. Ese nivel de Bienestar Consciente no está relacionado con lo que tenemos y aparentamos, sino con lo que somos. Esto significa despertar un profundo sentimiento de Amor y Respeto, perdón, paciencia y compasión primero de todo hacia nosotros mismos, que nos llevará a tener las mismas actitudes también con los demás.

Cuando despertamos a la vida, cuando vivimos con consciencia, cuando sabemos y sentimos lo que somos y lo aceptamos y respetamos profundamente, nos anclamos a una fuente de bienestar y felicidad que nunca se agota, porqué está regida y alimentada por la vida misma.

Vivir despiertos, vivir en modo Ser, nos hace más eficaces a la hora de actuar, porque podemos decidir en qué queremos concentrarnos, dedicando energía y conciencia a una cosa a la vez, sin estrés innecesarios, sin agobios ni tensiones. Realmente vamos a tener más tiempo libre, vamos a tener más “vida”, sin desperdiciar tiempo y energía en cosas que realmente no necesitamos ni queremos. Utilizamos todo nuestro potencial creativo y vital: recuperamos energía, vitalidad, curiosidad y nos enfrentamos mejor a la vida con todos sus altibajos.  Tenemos la posibilidad de elegir como actuar frente a las cosas que nos pasan: cuanta importancia dar a las cosas que nos ocurren, dejar que nos afecten tanto y poder saborear los momentos buenos del día a día. Ya no seremos dependientes de que cambie algo afuera de nosotros para ser felices, sino que podremos elegir esta posibilidad en cualquier momento.

CARACTERISTICAS DEL MODO HACER Y DEL MODO SER (ACTITUD MINDFULNESS)

MODO HACERMODO SER
PILOTO AUTOMÁTICO
Hábitos, rutinas y automatismos
Reaccionar
Dejarse vivir sin darse cuenta
Tiempo malgastado
Energía en cosas que no sirven
Sumar años a la vida
Amplificar emociones negativas
Fomenta estrés y ansiedad
Impotencia aprendida
Autoimagen fija y limitada
Relaciones estereotipadas
Respuestas predecibles
ELECCIÓN CONSCIENTE
Elegir sabiendo que estas eligiendo
Actuar
Alinear intenciones con acciones
Tiempo aprovechado
Energía direccionada con intención
Sumar vida a los años
Apreciar y valorar lo positivo
Controla el estrés y la ansiedad
Aprender de los errores
Autoimagen positiva
Relaciones verdaderas y sinceras
Respuestas creativas
VIAJE MENTAL EN EL CUERPO
Mente en el pasado o en el futuro
Pre-Ocuparse
Atención a la vida irreal, pasada o futura
Dolor añadido innecesario
Espirales negativas agotadoras
PERMANECER EN EL PRESENTE
Mente en el presente
Ocuparse
Atención a la vida real, el momento presente
Dolor real cuando es necesario
Detener lo que es dañino
PENSAMIENTOS REALIDAD
Ideas como realidades
Confusión entre lo que es real y lo que no
Pensamientos duros e implacables
Dar mil vueltas a las cosas
Realidades verdaderas
PENSAMIENTOS MENTALES
Ideas inmateriales
Claridad entre lo que existe y lo que no
Mente amiga y pensamientos útiles
Camino claro
Comentarios sobre el mundo
ANALIZAR
Estar siempre en la mente
Pensar, rumiar, planificar, comparar
Basarse solo en lo “científico”
Perdida de motivación por el mundo
Filtro de la mente
Distancia de lo que ocurre
SENTIR
Sentir el cuerpo
Reconectar con los sentidos
Confiar en la intuición
Curiosidad e interés por lo que pasa
Filtro del cuerpo

Presencia en lo que ocurre
EVITACIÓN
Objetivos y “anti-objetivos”
Atención en el vacío
Energía en lo que no quiero
Da poder a los sentimientos negativos
Miedo y negación
ACERCAMIENTO
Amabilidad hacía lo que es
Atención neutra en la realidad
Energía en lo que sí quiero
Quita poder a los sentimientos negativos
Compasión y aceptación
LUCHAR
Juzgar lo que ocurre
Ideas preconcebidas
Instalarse en espirales negativas
Comparar mundo real y deseado
Atención en lo que falta
Ansiedad y agotamiento
ACEPTAR
Observar lo que ocurre
Actitud abierta y neutral
Detener las espirales negativas
Reconocer y vivir las circunstancias
Atención en lo que tenemos
Resolución eficaz de los problemas
ACTIVIDADES AGOTADORAS
Objetivos, metas, planes, trabajo
Proyectos exigentes
Querer todo perfecto
Sin pausas y con prisa
Hacerlo todo
No saber lo que me hace felices u olvidarlo
ACTIVIDADES ENERGIZANTES
Espacios para el ocio y el descanso
Equilibrio entre las actividades
Actitud relajada
Sin pausa y sin prisa
Saber priorizar
Saber lo que me aporta energía y hacerlo
VICTIMIZACIÓN
Echar la culpa a situaciones externas
Pasividad
Falta de control
Rigidez
RESPONSABILIDAD
Asumir la responsabilidad de las elecciones
Actividad
Libertad de elección
Flexibilidad

AlaRaíz – Herramientas para ser Feliz

http://www.alaraiz.com

This website uses cookies. By continuing to use this site, you accept our use of cookies.